miércoles, 11 de febrero de 2009

La espera




Te enfrentas al silencio
detienes tus pasos sobre la tarde
envuelves de niebla tus anhelos
Te duermes
entre girasoles y aire estático
los recuerdos se mecen en tus pupilas
los sepias decoran tu infancia

Te abandonas allí
bajo la lengua cálida del otoño
esperando
que una mano despida tu voz cancina
que un aroma te atrape el desierto
sendas amarillas capturando instantes
trenes desfilando por paisajes olvidados
rieles conduciendo hacia el final del camino
que una sonrisa escriba en el viento tu historia.


Arianna

4 comentarios:

medianoche dijo...

Lo he sentido a este profundo poema… tan lejos y tan cerca de la aurora.

Besos

Rocío dijo...

Muy bello poema Ari, un gusto visitarte.

Ays deberias unirte al forito Unipoesia, no te animas.

Un abrazo.

Rocío

Antonella Beatriz Cuevas Zambrano dijo...

Que suerte tenemos algunos de poder expresar tan bien en palabras lo que sentimos...eso lo hace universal...gracias Arianna por tus palabras en mi blogs. En efecto, como dices tú, dan ganas de decirle a la narradora que empiece a vivir...espero que el final de la historia sea así...
saludos
antonella

Néstor Morris dijo...

que una sonrisa escriba en el viento tu historia. Qué imagen tan bella, qué idea tan bella..!

De esperas nos nutrimos Arianna, entre tanto buena poesía -como la tuya- es grata compañía.
Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails