miércoles, 10 de marzo de 2010

Tejiendo mortajas


La tierra abrió sus fauces

bocanadas de vida se esfumaron tras la brisa de febrero


Nuestros pies reconocieron el polvo

el abecedario de la angustia se apoderó de nuestras lenguas.

La lágrima negra recorrió las carreteras

acallando voces, deletreando silencios,

mareas de oscuridad tomadas a nuestras manos

cadenas de dolores tejiendo su mortaja.


El mar silenciando la tierra,

la tierra engullendo los sueños.


¿Dónde cabe tanta miseria?

¿Dónde duerme la inocencia?

¿Dónde se surce la vida?






No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails