martes, 22 de enero de 2008

Dispersa


Dispersa navegas en ese mar
disuelto de sales
como atardecer
engullido por bocas hambrientas
lecturas interrumpidas
manos insomnes


Sendero disperso
en la ruta equivocada
abriendo aspas
al viento mudo y ciego

Instantáneas de cartón
edades infértiles
colgadas desde tus muros

Avenidas sin tránsito
desprovistas de soles
desnudas
ecos simulando palabras

Allí

con ojos de arena
diseminada
en sueños ajados.

Arianna

2 comentarios:

Néstor Morris dijo...

Arianna

es un estupendo poema con un final genial.

Felicitaciones y un abrazo, poeta.

Arianna dijo...

Gracias, Néstor.

Un abrazo para ti.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails