lunes, 27 de diciembre de 2010

Libertad


Desciendo hasta el hálito de vida
Respiro la agotada ciudad
Transmuto pasos
El silencio resbala sobre mi rostro agostado
Enredado entre papeles y recuerdos furtivos
recobro mi figura
Dibujo un atardecer naranja
Y me arrastro hasta la ciudad imaginaria

La vida gotea
El aire trasciende hasta minimizar la distancia
Y columpio mi cuerpo al son de la tarde
Verticales sueños caen sobre mi pantalla
Y horizontal espero

La vida descalza avanza
por esta avenida
Conocida y recorrida
Memorizando dolores a mi piel

Me detengo
Y respiro…
Ciudad habitada y mía
Asciendo
Abro los brazos
Habitada por todas las voces
Por todos los murmullos que pueblan en mí
Libre me deslizo a orillas de mi playa
Sobre la arena de mi locura.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails